el arte en las empresas

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

nosotros

"Somos un grupo de profesionales provenientes de puestos directivos en el ámbito corporativo y contamos con formación y práctica paralela en actividades artísticas.
Conocemos el mundo de las empresas, sus necesidades y sus modelos para alcanzar los objetivos. Creemos en el arte como vehículo de mejora personal y colectivo.
Contamos con acuerdos estratégicos con los mejores artistas e instituciones de las más variadas disciplinas: cine, teatro, plástica, diseño, música."

concepto bienestar

Acercamos el arte a las empresas

El arte permite crecer y mejorar tanto personal como profesionalmente.

El arte favorece el desarrollo de ambos hemisferios cerebrales: izquierdo (lógico, verbal, analítico) y derecho (emocional, creativo, espacial).

El arte fomenta el auto-desarrollo y la búsqueda de la mejora constante, lo cual favorece la satisfacción personal y, por ende, el bienestar y la felicidad global.

una forma diferente de trabajar

Temática

Proyectos estructurados

Talleres vivenciales

Servicios creativos

Desarrollo de
Comunidades
Estructuramos proyectos
para trabajar en forma
lúdica sobre integración,
comunicación, creatividad
e innovación, equipo,
capacidades.
Proyectos diseñados y
guiados por nuestros
especialistas, basados
en distintas disciplinas
artísticas: cine, música,
diseño, teatro.
Diseñamos una serie de
talleres vivenciales
innovadores en los que
desarrollamos distintas
competencias,
tradicionales o no,
a partir de generar
espacios movilizadores
de reflexión y aprendizaje
desde la experiencia,
a través de actividades
lúdico-didácticas.
Realizamos o acompañamos
en la realización de actividades con valor agregado:
- Eventos originales
- Presentaciones de alto impacto
- Imagen y posicionamiento
- Diseño gráfico e industrial
- Producciones multimedia
Desarrollo de
Competencias
Marca
Empleador

notas

TED Conferences | Febrero 2008

El derrame de iluminación

Por Jill Bolte Taylor

http://www.ted.com/talks/jill_bolte_taylor_s_powerful_stroke_of_insight.html

La Dra. Jill Bolte Taylor es una neuroanatomista estadounidense que a finales de 1996 sufrió un derrame cerebral del cual tardó ocho años en recuperarse.

En esta fascinante y espectacular conferencia explica las diferencias entre los hemisferios del cerebro humano y nos invita a percibir al mundo de una manera diferente.

notas

TED Conferences | Febrero 2006

Las escuelas matan la creatividad

Por Sir Ken Robinson

(…) Nuestro sistema educativo se basa en la idea de habilidad académica. Y hay una razón: en el mundo no hubo sistemas educativos hasta del Siglo XIX. Todos nacieron para satisfacer las necesidades de la industrialización.

Así que la jerarquía se basa en dos ideas. Número uno: que las materias más importantes son las más importantes para el trabajo así que, probablemente, te alejaron gentilmente de las cosas que te gustaban de niño con el argumento de que nunca ibas a encontrar un empleo con eso ¿Cierto? No hagas música; no vas a ser músico. No hagas arte, no vas a ser artista. Consejos benignos y profundamente equivocados. El mundo entero está envuelto en una revolución. Y la segunda idea es la habilidad académica que ha llegado a dominar nuestra visión de la inteligencia porque las universidades diseñaron el sistema a su imagen. Si lo piensan, todo el sistema educativo en el mundo es un extenso proceso de admisión universitaria. Y la consecuencia es que muchas personas talentosas, brillantes y creativas piensan que no lo son porque aquello para lo que eran buenas en la escuela no era valorado o, incluso, era estigmatizado. Pienso que no podemos darnos el lujo de seguir por ese camino.

En los próximos treinta años, según la UNESCO, más personas en el mundo se van a graduar que el total desde el principio de la historia. Súbitamente, los títulos no valen nada. Cuando yo era estudiante, si tenías un título, tenías un trabajo. Si no tenías uno era porque no querías. Pero ahora, los jóvenes con títulos muchas veces vuelven a la casa para seguir jugando videojuegos, porque necesitan una maestría para un trabajo que antes requería un bachillerato. Y ahora necesitan un doctorado para el otro. Es un proceso de inflación académica que indica que todo el proceso de la educación se está moviendo bajo nuestros pies. Debemos cambiar radicalmente nuestra idea de la inteligencia.

Sabemos tres cosas sobre la inteligencia. Primero, que es diversa. Pensamos sobre el mundo de todas las maneras en que lo experimentamos: visualmente, en sonidos. Pensamos cenestésicamente. Pensamos en términos abstractos, en movimiento. Segundo: la inteligencia es dinámica. Si observas las interacciones del cuerpo humano, la inteligencia es maravillosamente interactiva. El cerebro no está dividido en compartimentos. De hecho, la creatividad, que yo defino como el proceso de generar ideas originales que tengan valor, casi siempre ocurren a través de la interacción, de cómo ven las cosas las diferentes disciplinas (…). Y la tercera cosa sobre la inteligencia es que es única (…).

Nuestro sistema educativo ha explotado nuestras mentes como nosotros lo hacemos con la tierra: buscando un recurso en particular. Y para el futuro esto no nos va a servir. Debemos repensar los principios fundamentales bajo los que estamos educando a nuestros hijos. Hay una cita maravillosa de Jonas Salk: "Si desaparecieran todos los insectos, en 50 años toda la vida en la Tierra desaparecería. Si todos los seres humanos desaparecieran de la Tierra, en 50 años todas las formas de vida florecerían". Y tenía razón (…).

notas

Clarín | 18/07/10

Una formación exitosa

Por Gabriel Aramouni

Centro de Educación Empresaria, Universidad de San Andrés

Integrante del Comité de Miembros de Unicon

La educación empresaria debe ser dinámica y proactiva como las propias organizaciones. Una de las claves es combinar aprendizaje con procesos centrales de negocio, innovar, reinventarse.

El imperativo es innovar y reinventarse para sobrevivir. A ello nos obligan los profundos cambios que surgen de un contexto de negocios competitivo y volátil y los continuos avances tecnológicos disruptivos que han generado organizaciones globales en red, cada vez más complejas e inexorablemente interconectadas. En ese marco se impone revisar y expandir el concepto de aprendizaje organizacional, de modo que se puedan desarrollar de manera sustentable nuevas y mejores capacidades para una adecuada gestión de negocios y recursos, adaptadas a las nuevas formas y modelos en gestación.

Este cambio en el foco de las empresas no pasa inadvertido para los jugadores que operan en el terreno de la educación corporativa, que también están obligados a reformular sus propuestas y sus métodos de trabajo. Se percibe un aumento de la brecha entre los requerimientos empresariales y lo que se ofrece en el mercado tradicional de la capacitación ejecutiva.. De aquí se deriva la necesidad de replantear y repensar la educación empresaria, que debe ser tan dinámica como las propias organizaciones, traccionando a su vez modificaciones de base en las universidades, escuelas de negocios y consultores que quieran ofrecer soluciones educacionales innovadoras y eficaces para contribuir con éxito al crecimiento y a la competitividad. En medio de esta transición, asistimos a un cambio de fondo en esta cadena de valor.

Capacidades estratégicas

Los esfuerzos tradicionales dirigidos al desarrollo de competencias individuales van cediendo lugar ante la necesidad de establecer y gerenciar arquitecturas que permitan construir y apalancar capacidades organizacionales estratégicas. Estas reflexiones se desprenden de una reciente investigación realizada en University Consortium for Executive Education (Unicon), conducida por la Dra, Marie Eiter, directora senior de Educación Ejecutiva de la Sloan School of Management del MIT. Una de las claves es combinar intervenciones de aprendizaje con procesos centrales de negocios, con mayor énfasis en el contexto, de modo que una experiencia de formación exitosa debe estar embebida en la cultura y estrategia corporativa y apoyada por su alta dirección.

El objetivo es desencadenar el liderazgo y las capacidades organizacionales a través de experiencias centradas en el aprendizaje contextualizado, la reflexión, el descubrimiento y el diálogo, combinando nuevas metodologías activas, a partir de diseños renovados surgidos de un relevamiento previo de las necesidades de cada organización e industria, El aprendizaje corporativo debe evolucionar hacia la inclusión de prácticas estratégicas de liderazgo.

Las organizaciones que recurren a la educación ejecutiva para el desarrollo de sus líderes están exigiendo una mayor integración del aprendizaje con la creación, formulación y ejecución de sus estrategias de negocios, requiriendo programas más sofisticados que ayuden a sus directivos y gerentes a enfrentar los desafíos actuales en contextos turbulentos. La educación ejecutiva se convierte así en un insumo central de un proceso de cambio mayor.

En consecuencia, aumentan las demandas de programas, tanto customizados como abiertos, con nuevos diseños basados en prácticas de aplicación y no sólo en contenidos, focalizados en las soluciones, en el coaching individual y por equipos, en el desarrollo y gestión de proyectos con la facilitación de tutores, en el fortalecimiento de equipos y de redes sociales, en técnicas de action learning y en el armado de comunidades virtuales permanentes.

El conocimiento colectivo y aplicable deberá ser el resultado de este proceso, En suma, se pide mayor agregado de valor, construcción de nuevas capacidades efectivas y mejores rendimientos de la inversión.

¿Quiénes ganarán en este nuevo escenario? Los que demuestren conocer la realidad de las empresas, de sus contextos y estrategias y anticipar sus requerimientos de gestión, con una visión global; los que sepan comprender sus necesidades y traducirlas en el diseño, implementación y seguimiento posterior de soluciones verdaderamente customizadas; los que puedan demostrar innovación, flexibilidad y acompañamiento continuo; los que estén dispuestos a construir alianzas con otros actores; los que articulen profesores con "practitioners" muy reconocidos, aunando la investigación con la práctica profesional efectiva; los que participen de redes internacionales y aseguren prestaciones de calidad de clase mundial; los que ofrezcan un ámbito de pertenencia que favorezca vínculos de confianza de largo plazo y de alto nivel y los que propongan una adecuada relación precio/prestación/retorno de la inversión.

notas

Clarín | 12/10/10

Crecer en la Creatividad

Por Estanislao Bachrach

Escuela de Negocios. Universidad Di Tella

PhD en Molecular Biology, Executive MBA. Director de la Licenciatura en Economía Empresarial.

La creatividad se puede gestionar en forma intencional y sistemática. Para los líderes, promoverla ya no es optativo.

Tradicionalmente, la creatividad era vista como un feliz accidente, tan fortuito como correr una botella para atrapar un rayo. Pero la creatividad se puede gestionar, puede ser intencional y sistemática. Hace unos años, cuando ofrecí enseñar un curso sobre el arte y la disciplina de la creatividad en el mundo de los negocios, muchos distinguidos colegas se rieron: "No hay nada que enseñar y las personas del mundo empresarial no estarán interesadas".

Las cosas cambiaron y hoy nadie ríe. La capacitación sobre la creatividad y la innovación en las organizaciones no sólo interesa a participantes con nada, poca o mucha experiencia en empresas, sono que fascina. Y con buenas razones.

Obligatorio

Para los managers, alimentar y promover la creatividad entre sus empleados dejó de ser "optativo". Es parte de su currícula obligatoria.

Imágenes

Con la última tecnología en imágenes cerebrales, hoy podemos comprobar que todos tenemos el poder, literalmente, de cambiar nuestro cerebro cambiando y entrenando nuestra mente.

Mentes a la obra

No hay dudas entonces de que el éxito de las empresas en este mundo hipercompetitivo dependerá de la habilidad de infundir, inducir e inculcar el respeto por creer en el poder de la creatividad a través de toda la organización.

notas

La Nación Revista | 27/03/11

El arte como una de las bellas ciencias

Por Diego Golombek

Doctor en Ciencias Biológicas, docente e investigador del Conice

Perros y gatos, Boca y River, hemisferio derecho y hemisferio izquierdo... arte y ciencia. Al menos así las aprendemos y construimos, como dos polos opuestos de la creatividad humana. Sin embargo, tienen más en común que lo que puede nuestra filosofía -son dos maneras complementarias de mirar, entender y fascinarse por el mundo. Es que más que un sustantivo la ciencia debería ser un verbo que conjugara las acciones de mirar, experimentar, hacer preguntas, maravillarse, querer conocer más y más-o sea, una parte indisoluble de la cultura. Sí, sí: de la cultura, tanto como la literatura, el teatro, el fútbol o la belleza.

Viajando desde el Soemnium de Kepler hasta las mariposas de Nabokov, desde los conejos bioverdes de Eduardo Kac hasta el Quanta de Gilberto Gil ("a arte é irmã da ciencia") encontraremos la misma transpiración, las mismas obsesiones e imaginaciones, las mismas miradas perdidas de quienes saben que pueden y deben cambiar el mundo.

Ya se sabe: si levantamos una baldosa en Exactas seguramente aparece un poeta. Y de la unión entre la ciencia y el arte, como de la pluma y la pólvora, puede brotar la rosa más pura. El arte es, en el fondo, ciencia aplicada.

notas

El arte en las empresas. Un beneficio que desarrolla habilidades

Por Fabio Bendersky, Presidente de Los Dos Hemisferios

 

Las empresas y organizaciones necesitan mejorar constantemente sus resultados a partir de incrementar la motivación de sus empleados, afianzar las relaciones, aumentar la creatividad e innovación y superar los sistemas y procesos de trabajo.

Los recursos humanos son el corazón y cerebro de toda empresa, en tanto todo el cuerpo organizacional funciona según cómo esté su gente. Por esta razón es que las empresas líderes apelan, en mayor o menor medida, a la motivación de sus empleados estimulándolos con capacitaciones que les brinden desarrollo y actividades recreativas (sala de juegos, salón de lectura, gimnasio) que produzcan satisfacción y sentido de pertenencia.

Todo esto es necesario, sin embargo nunca es suficiente. La fórmula en la que todos ganan consiste en satisfacer, motivar y, a la vez, desarrollar capacidades, brindar herramientas.

El arte y el rendimiento personal

La actividad artística deviene en la persona en algo mucho más amplio que lograr un producto (una pintura, la realización de un cortometraje). Estimula conexiones neuronales que de otra forma se encuentran clausuradas.

Se cuenta con experiencias que en su momento resultaron asombrosas para avalar esta afirmación. Por ejemplo, a mediados de los ochenta, se implementó en colegios carenciados de la Provincia de Buenos Aires la formación de orquestas. El objetivo en ese momento era tan sólo retener a los chicos en el colegio con una actividad sana que les diera alegría. Lo asombroso e impensado fue que esos niños (con déficit de alimentación y profundos problemas familiares) mejoraron increíblemente su rendimiento académico en las demás asignaturas, aparentemente muy alejadas de la música.

El caso fue tan espectacular que se propagó y llegó a Europa, donde se instaló en colegios con un ámbito socio-cultural muy diferente a la del conurbano bonaerense, dando resultados de incremento sustantivo de desarrollo individual y grupal, proporcionalmente idénticos al local.

El arte en las empresas

Decíamos que la mejora constante de los resultados de una empresa está asociada directamente al incremento de la motivación de sus empleados, el afianzamiento de sus relaciones, las capacitaciones permanentes, el estado de satisfacción y sentido de pertenencia de la gente con la organización a la que pertenece.

Hablamos de satisfacer, motivar y, a la vez, desarrollar capacidades, brindar herramientas.

El arte en sus diferentes disciplinas (música, pintura, cine, danza) es una forma exitosa de lograr todos los aspectos anhelados. No sólo porque estimula conexiones neuronales desusadas en cada individuo (asociado esto directamente con la producción de ideas fructíferas relacionadas con objetivos laborales), sino también porque brinda nuevas herramientas y genera satisfacción personal y, por ende, del conjunto.

El desarrollo de proyectos artísticos estructurados dentro de de las empresas, e inclusive en un ámbito interempresas, con el personal asumiendo diferentes roles atinentes dentro de un equipo con objetivos comunes (una muestra, una competencia con jurados), es una forma innovadora y con agregado de valor de brindar beneficios y desarrollar habilidades: relaciones interpersonales, trabajo en equipo, alineación objetivos, liderazgo, sistemas y procesos de trabajo, creatividad e innovación.

Es la forma de nutrir los diferentes aspectos de los seres humanos, siendo la persona el átomo indispensable para que con otros formen la gran materia que es la organización empresarial y sus éxitos.